Derecho de sociedades

Obligación de información de las sociedades no cotizadas sobre su beneficiario efectivo introducida por la «ordonnance » 2016-1635 del 1er de diciembre 2016\r\n(artículo L561-46 y siguientes del nuevo Código monetario y financiero)

Las sociedades no cotizadas, deben a partir del 1er de agosto 2017 depositar ante la secretaría del Tribunal de Comercio competente un documento designando su beneficiario efectivo. El documento relativo al beneficiario efectivo debe ser depositado en el momento en el que se presenta la solicitud de inscripción de la sociedad en el Registro Mercantil o en un plazo de 15 días a contar de la emisión del certificado de presentación del expediente de creación de empresa.

Por lo que se refiere a las sociedades inscritas antes del 1er de agosto 2017, éstas tienen hasta el 1er de abril 2018 para cumplir con esta obligación. El incumplimiento de esta obligación o el hecho de presentar informaciones inexactas o incompletas puede ser sancionado con una pena de hasta seis meses de prisión y multas de 7.500 euros. (Referencias: Ordonnance n°2016-1635, Décret 2017-1094) Derecho mercantil: distribución El agente comercial que rechaza concluir un nuevo contrato a la extinción de un contrato de agencia anterior no perderá su derecho a indemnización por cese del contrato. De acuerdo con los artículos L134-12 y L134-13 del Código de comercio: El agente comercial tiene derecho a una indemnización en reparación del perjuicio que ha sufrido en caso de cese del contrato de agencia comercial; Dicha indemnización no es debida al agente cuando dicho agente está a la iniciativa del cese del contrato.

En el caso de especie, la sociedad principal, una sociedad cuya actividad es la edición de publicaciones de medicina, había concluido de forma sucesiva con un agente comercial varios contratos de agencia de duración determinada en el tiempo con el fin de distribuir dichas publicaciones. Los dos últimos contratos de agencia habían finalizado el 31 de diciembre 2011. La sociedad principal había notificado al agente comercial que dichos contratos no serían renovados y había iniciado negociaciones con el mismo agente comercial en vistas a concluir un nuevo contrato de agencia.

El agente comercial había notificado a la sociedad principal su intención de no concluir un nuevo contrato de agencia. En estas circunstancias, la sociedad principal había solicitado ante los Tribunales que el agente comercial fuese condenado a pagar una indemnización en reparación del perjuicio que le había causado rechazando concluir un nuevo contrato de agencia. A su vez el agente comercial había solicitado la condena de la sociedad principal al pago de la indemnización legal por cese de contrato de agencia.

En un primer momento, la Cour d’Appel (Corte de Apelación) se pronunció rechazando las solicitudes de indemnización formuladas por la sociedad principal y por el agente comercial. Por lo que se refiere al rechazo a la solicitud de indemnización del agente comercial, la Cour d’Appel había argumentado que éste último no había concluido de forma voluntaria un nuevo contrato propuesto por la sociedad principal, y que por lo tanto no podía pretender a una indemnización por cese del contrato de agencia.

Esta decisión de la Cour d’Appel hizo el objeto de un recurso ante la Cour de Cassation (Jurisdicción Suprema). La Cour de Cassation (Jurisdicción Suprema) ha considerado que la Cour d’Appel había violado los textos legislativos pronunciándose de esta manera, ya que para la Cour de Cassation el agente comercial que rechaza concluir un nuevo contrato de agencia al término de un contrato de agencia anterior no tiene la iniciativa del cese de las relaciones contractuales conformemente a lo previsto por la Ley, y que en consecuencia, no puede verse privado de su derecho a percibir una indemnización por cese del contrato de agencia.(Referencias: Cour de Cassation 21 de junio 2017, n°15-29.127).